LA YENKA

Año nuevo es solo un dato

ATRÁS. La masacre terrorista en la discoteca Reina de Estambul, cortó de raíz mi Yenka de año nuevo, que me resulta tan imprescindible como el concierto de Viena. Una vez más, la realidad de la muerte y el pánico nos recuerda que la transición de un año a otro no es más que una fiesta, sin significado alguno para cambios y propósitos. En cualquier caso, el cariño es el cariño, así que feliz año, queridos.

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s