LA YENKA

¿Ministra de qué?

DERECHA. Bailo hoy una Yenka llena de reproches con la ministra de Igualdad -entre otras atribuciones- Dolors Montserrat, a la que se ha echado de menos tras los crímenes de violencia machista cometidos en días recientes. ¿Donde está la ministra? ¿A qué se dedica? ¿Que significa lo de “Igualdad” en su cartera?

Estándar
LA YENKA

Desmadre en Podemos

IZQUIERDA. Me va a tocar hoy bailar una Yenka sin sentido, para darme unos estrambóticos meneos que resulten acordes con el desmadre que actualmente reina en Podemos. Gente sensata defenestrada, descontrol de las confluencias o de las corrientes y una profunda división interna, son el resultado del proceder dictatorial y del ansia destructiva de su líder Pablo Iglesias. Pudo ser un mesías, pero se ha quedado en un liante más.

Estándar
LA YENKA

Los servicios de la ultraderecha

DERECHA. La benevolencia con que la violencia de la ultraderecha española es tratada por delegados del gobierno, policías, fiscales, jueces y políticos conservadores, me obligan a bailar hoy una Yenka con gente tan peligrosa. Ante la manera con que estos salvajes campan a sus anchas, sospecho que los fascistas agresivos siguen prestando servicios a la derecha española. Cuando sean encarcelados sin discriminación ideológica alguna, dejaré de creerme que están en la calle para encargarse de los trabajos sucios.

Estándar
LA YENKA

Pasar por la piedra

ATRÁS. Los acosos sexuales de un famoso productor holivudiense a decenas de actrices y aspirantes, me obligan a bailar la Yenka con todas esas mujeres que han tenido que “pasar por la piedra” para obtener un trabajo digno. Aunque nunca olvidaré cuando en mis tiempos juveniles, que me llevaron a TVE, escuchaba como determinadas presentadoras y actrices habían alcanzado su estatus en la cama o practicando felaciones en cualquier rincón del ente. Hombres que practican rijosamente su poder. Y mujeres, algunas de ellas, que se han vendido como prostitutas de lujo. Todos ellos y estas, fuera de nuestras vidas ya.

Estándar
LA YENKA

Los males del nacionalismo

DERECHA. Bailo hoy una Yenka desesperada con todos los que se definen como nacionalistas y que, como nos recuerda la Historia, casi siempre resultan peseteros, insolidarios, xenófobos, pacatos, intransigentes, paletos y bastante antidemocráticos. Si los nacionalistas quieren cambiar su entorno -generalmente privilegiado- deben hacerlo en las urnas, eligiendo gobiernos integradores, modernos y con sentido de que la humanidad somos todos. Igual esto es mucho pedir.

Estándar
LA YENKA

Susana brava

ADELANTE. Bailo hoy una Yenka admirada con mi buena amiga Susana Gisbert, fiscal de violencia de género, activista de muchas causas sociales más y escritora, que ha vuelto a ser laureada al quedar finalista en el Certamen de relatos Beatriz Civera. Susana Gisbert, mujer de izquierdas y demócrata hasta las cachas va a necesitar con urgencia una nueva estantería para colocar todos sus premios literarios. Bien podríamos hacer sus muchos amigos y amigas una colecta para comprarle una en Ikea, que no creo nos dé para más.

Estándar
LA YENKA

Perdedores en Cataluña

ATRÁS. Me toca hoy bailar una Yenka solidaria con todos esos catalanes que se niegan a la independencia, y que están siendo amenazados, insultados, perseguidos e incluso proscritos por unas hordas, que en su cerrazón, están forzando la máquina del Sí en el referéndum hasta límites que rayan en el fascismo. Acabe la cosa como acabe, estos prepotentes que castigan a sus hermanos lo tendrán que pagar. Y lo pagarán.

Estándar