LA YENKA

¿Agua fresca?

IZQUIERDA. Me bailo una Yenka de bienvenida con Íñigo Errejón, que por fin se presenta a unas elecciones generales con una nueva alternativa. De momento, parece que esta aparición en la política nacional resulte agua fresca ante tanto momio desfasado y algo podrido. Ya sólo queda esperar y desearle suerte.

Estándar
LA YENKA

Este domingo a votar

ADELANTE. No creas que con los resultados de la recientes elecciones generales ha terminado ya la cosa. Que ando yo bailando la Yenka con todo aquel o aquella que me quiera escuchar cuando les digo que hay que votar sin falta el próximo domingo para determinar quien gobernará nuestros ayuntamientos, nuestras comunidades autónomas o quien nos representará en el Parlamento Europeo. Y, a ser posible, hay que votar a la izquierda. No vaya a ser que vuelvan.

Estándar
LA YENKA

El lado oscuro

ATRÁS. Bailo hoy una Yenka a todo trapo y bien iluminada, para exorzizar al menos la oscuridad que siempre ha envuelto a la ultraderecha. Y es que esos machistas irredentos y negacionistas han llevado en demasiadas ocasiones su misoginia a cometer delitos sexuales o, simplemente, ampararlos. No es sólo que el representante de Vox en Lleida haya sido detenido por abusos sexuales con penetración a menores. No hace tanto que uno de los líderes de España 2000 era el presidente nacional de la asociación de puticlubs. Frente a este lado oscuro de la política, sólo cabe la luminosidad de la inteligencia, del respeto y de la auténtica democracia.

Estándar
LA YENKA

Ni un paso atrás

ADELANTE. Bailo hoy una Yenka emocionada con todas las mujeres que vuelven a ver amenazados sus derechos a la igualdad y a su seguridad, baile que comparto con todos aquellos hombres que estamos y estaremos a su lado luchando contra los pasos atrás que la derecha española pretende con sus nefastas propuestas y con sus mentirosos eufemismos. Ni un paso atrás ante la potencial pérdida de estos o cualquier otro derecho ganado a pulso con tanto esfuerzo.

Estándar
LA YENKA

El paraíso de Aznar

DERECHA. Creo que me hoy me voy a poner las bermudas para bailar con el hierático expresidente José Mª Aznar, actual consejero de una empresa radicada en un paraíso fiscal desde el que captan fondos para operar, según publica hoy eldiario.es. Aunque también podría bailar con su yernísimo Agag que le acompaña en esta aventura, siempre metido en asuntos turbios. Más valdría que quien fue líder del PP actuara con más limpieza en sus negocios, en vez de soltarnos la brasa con tanta frecuencia sobre lo que está bien y lo que está mal.

Estándar
LA YENKA

Justicia politizada

ATRÁS. Ya me dirán ustedes si me conviene bailar la Yenka con una retahíla de nuevos vocales del Poder Judicial que han sido elegidos en connivencia entre los principales partidos políticos. Yo tengo una gran duda de si pegarme un baile con gente que no representa suficientemente a la Justicia que necesitamos ni a su necesaria independencia. Izquierda PSOE, derecha PP, un, dos tres.

Estándar
LA YENKA

Gobierna Sánchez

IZQUIERDA. Serías dudas me corroen ante si bailar hoy la Yenka con Pedro Sánchez me garantiza que me encuentro con un gobernante en activo y, además, de izquierda. Cierto es que hoy se realiza un movimiento, en forma de decreto, que da por terminado uno de los abusos de la banca sobre sus clientes. Pero, por lo demás no acabo de percibir la actividad política que se espera del Gobierno. Ni tampoco me parece que la izquierda sea su auténtica ubicación. Así no hay quien baile.

Estándar