LA YENKA

La realidad es tozuda

IZQUIERDA. Bailo hoy una Yenka desencantada con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, paradigma del “donde dije digo, digo Diego”. A quien se le llenó la boca de promesas en su discurso de investidura, le ha llegado la hora de la verdad, lo que le obliga a desdecirse con la prometida revisión de la financiación autonómica o con la financiación a plazos del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, entre otros asuntos ahora postergados o simplemente imposibles. Ayayay, Pedro, que nos estás llevando al huerto.

Estándar
LA YENKA

Eso de lo que usted me habla

DERECHA. Bailo hoy una Yenka inmersa en la memoria histórica con todos esos cargos y cargas del PP, que consultados hoy sobre los actos fascistas que tuvieron lugar ayer en el maldito monumento de Cuelgamuros, han declarado no saber nada o han evadido hábilmente la respuesta. Como escribió recientemente María Mir Rocafort, Franco vive. Mucho más cerca de lo que creemos.

Estándar
LA YENKA

La reunión

ADELANTE. Bailo hoy una Yenka, con bastante buena fe, con los presidentes Pedro Sánchez y Quim Torra, que finalmente se han reunido para afrontar sin tapujos los quebraderos de cabeza que nos produce el independentismo catalán. Ojalá esta reunión y las ya anunciadas que vendrán a continuación, sirvan para encontrar un camino en el ambas partes puedan encontrar un punto común que reduzca, al menos, la angustia que produce el problema territorial español.

Estándar
LA YENKA

Apurando el fondo del frasco

IZQUIERDA. Bailo hoy una Yenka, entre triste y asombrada, cuando me entero de que la empresa pública valenciana Imelsa, que en su día fue saqueada por Marcos Benavent y los suyos, vuelve a ser asolada. Ahora por gobernantes de la izquierda del País Valenciano, presidente de una Diputación incluido. Uno se imagina que poco quedaría por esquilmar en la citada empresa. Me veo a mí mismo repelando el fondo del frasco de mermelada, aunque apenas queda nada, y sólo consigo el ansia de lo que ya no queda.

Estándar
LA YENKA

Democracia en el PP

DERECHA. Me bailo hoy una dubitativa Yenka con los siete candidatos a la presidencia del Partido Popular. Ansioso me encuentro de conocer qué tal le va a sentar a los populares el uso de las costumbres democráticas, si les funcionará como el bálsamo de Fierabrás o, por el contrario, volarán aún más puñales por el aire. Toda un incógnita eso de mezclar democracia con PP.

Estándar
LA YENKA

“Caos en España”

ATRÁS. Bailo hoy una Yenka multitudinaria con todas esas personas que como actores o como expectadores siguen el fútbol con una pasión excesiva. Y es que lo de Lopetegui ha sido todo un despropósito en el que la directiva del Real Madrid, el propio seleccionador y el presidente de la federación española han actuado de pena, responsables de comunicación incluidos. Y entre toda esa panda de pésimos gestores de los hechos, incluyo a algunos periodistas deportivos, de los que me duele destacar a quien tituló “Caos en España” en la portada de un periódico europeo a raíz del desmadre acaecido. Aunque de todos estos “hooligans” descerebrados tampoco se puede esperar mucho.

Estándar
LA YENKA

A palos con el PNV

DERECHA. Hoy no sé si bailar la Yenka con el salvaje Rafael Hernando o con el Euzkadi Buru Batzar en pleno, ante las ansias de venganza del PP contra el PNV por lo que consideran una traición, al apoyar a Pedro Sánchez una vez conseguidas las prebendas durante la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado. Utilizarán los peperos el Senado para tocarles los cataplines a los vascos, aunque una vez de vuelta al Congreso, los PGE puedan volver a ser aprobados como estaban. Mal perder, dirán unos. Roma no paga a traidores, vociferarán otros.

Estándar