FILOSOFÍA IMPURA

Los mártires de Rajoy

El presidente Rajoy, al que nada debo y nada quiero, ha cometido uno de los más crasos errores de la derecha retrógada e inculta de nuestro país: crear mártires en Cataluña. De esa manera, la cantidad de independentistas o indignados se multiplica exponencialmente con cada movimiento represor del gobierno.

La Historia está llena de ejemplos como éste, en los que se nos indica claramente que la represión siempre acaba volviéndose en contra de quien somete por la fuerza. Es más, el represor, antes o después, suele caer como consecuencia de sus actos. Pero no parece Rajoy ni quienes le aconsejan buenos lectores, como tampoco aparentan tener más de dos dedos de frente.

No debemos olvidar que esta nueva época independentista de Cataluña se gestó tras la estúpida maniobra de D. Mariano, cuando denuncio ante el Tribunal Constitucional una reforma del Estatut de Cataluña, aprobada en referéndum legal y por las Cortes Generales.

Ese mismo día, empezaron muchos catalanes a manifestar su llamémosle martirio, cabreados hasta la médula por el enésimo desprecio de la derecha española. Y a partir de ahí, quien provocó a los catalanes fue incapaz -una vez llegado al poder- de resolver el conflicto creado, negándose una y otra vez al diálogo y al entendimiento.

Paradójicamente, hoy que el problema de Cataluña ya se ha enquistado y no parece tener solución, parece bien a todos los partidos políticos -incluidos los que en su día miraron hacia otro lado- que la Constitución Española sea reformada hasta conseguir el encaje de las comunidades autónomas en un nuevo modelo de Estado que responda a las diferencias culturales y económicas de nuestras regiones, históricas o no.

Y no hace falta extenderse más, pues todo lo acaecido hasta hoy mismo es conocido por todos.

En filosofía, impura como siempre que la utilizó para poner ejemplos que me ayuden a explicarme, hoy conviene recordar a Spinoza, sobre cuyo pensamiento ad-hoc se ha escrito: “No son tanto mártires de la verdad, como mártires de la libertad. Y si se les menciona para apoyar la libertad de consciencia, ello se debe a que el espectáculo que ofrecen empuja a la muchedumbre a la indignación; el poder mismo, por tanto, tiene un cierto interés en no hacer mártires”. (mi agradecimiento al a Pierre-François Moreau, de cuyo libro ‘Spinoza. Filosofía, física y ateísmo’ he entresacado mis necesarias notas)

Como se ve, nada hay en común entre lo acaecido durante siglos con los criterios políticos de Rajoy ni con sus actos, propios de esa derecha reaccionaria que tanto daño ha hecho y sigue haciendo a nuestro país. Y no olvido las malas artes de los gobernantes de Cataluña y sus acólitos, que no han tenido empacho en utilizar su metafórico martirio para pasarse por el arco del triunfo las normas democráticas más esenciales.

Estándar

One thought on “Los mártires de Rajoy

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s